El ojo que todo lo ve. “Minority report”

Publicado en ACTUM, de Francis Lefebvre

EDITADO:

Obligaciones formales

Novedades en las obligaciones
de información

MF 637s.

MIRPF 8246s.

MPT 2158, 2162s., 2192

RGGI art.38 y 38 bis redacc RD 1/2010 art.4º.seis
y siete, BOE 19-1-10

Se establece un límite de
6.000 euros a la declaración informativa anual de saldos a 31 de diciembre de créditos
o préstamos
concedidos por las entidades de crédito a sus clientes. Además,
por motivos de control, las entidades crediticias deberán informar de las
cantidades que entreguen o reciban en metálico por importe superior a 3.000
euros, así como de las operaciones realizadas por empresarios o profesionales
adheridos al sistema de cobros mediante tarjeta de crédito o débito
cuando el importe neto anual de dichos cobros exceda de 3.000 euros.

Con entrada en vigor el 20-1-2010, las
entidades de crédito y demás entidades que, de acuerdo con la normativa
vigente, se dediquen al tráfico bancario o crediticio,
vendrán obligadas a presentar las siguientes declaraciones informativas
anuales:
– Declaración de los saldos por importe superior a 6.000 euros, existentes a 31
de diciembre, de los créditos y préstamos por ellas concedidos, en la que se
incluirá el nombre y apellidos o razón social o denominación completa y el NIF
del acreditado o prestatario.
– Declaración de las imposiciones, disposiciones de fondos y de los cobros de
cualquier documento, que se realicen en moneda metálica o billetes de banco
cuando su importe sea superior a 3.000 euros, cualquiera que sea el medio
físico o electrónico utilizado, ya estén denominados en euros o en cualquier
otra moneda. La declaración contendrá el importe en euros de cada operación, su
carácter de imposición, disposición o cobro, su fecha, la identificación de
quien la realiza y el número de cuenta en la que se efectúan los
correspondientes cargos o abonos, así como cualquier otro dato relevante al
efecto para concretar aquella información.
Además, desde esa misma fecha, las entidades bancarias o de crédito y demás
entidades que presten el servicio de gestión de cobros a
través de tarjetas
de crédito o de débito a empresarios y profesionales
establecidos en España vendrán obligadas a presentar una declaración
informativa anual de las operaciones realizadas por los empresarios o
profesionales adheridos a este sistema cuando el importe neto anual de los
mencionados cobros exceda de 3.000 euros. La declaración contendrá la
identificación completa de los empresarios o profesionales, el número de
comercio con el que estos operan en el sistema, el importe anual facturado, la
identificación de las cuentas a través de las que se efectúen los cobros, así
como cualquier otro dato relevante al efecto para concretar aquella
información.

NOTA
La AEAT ya podía acceder a toda esta información previa petición
expresa a las entidades bancarias, pero con la modificación del RGGI se
sistematiza esta transferencia de datos, dándole regularidad anual.

 

(c)
2010 Ediciones Francis Lefebvre

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tributario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s