Más Europa, más seguridad jurídica…se van acabando las cargas inversas de las pruebas en Derecho Tributario.

Remitido y EDITADO:

La Audiencia Nacional
favorece a los hólding y rechaza la doctrina del TEAC

Publicado el 08-02-2010 , por Mercedes Serraller. Madrid

No puede presumirse que por el mero hecho de que se produzca un préstamo
matriz-filial exista una práctica abusiva de ley destinada a evadir impuestos.
Habrá que probarlo y no hacerlo es discriminatorio.

Así lo entiende la Audiencia Nacional (AN), en una sentencia que puede
favorecer los intereses de los hólding, que ganarían liquidaciones de muchos
millones de euros derivadas de actas de Inspección. La AN contradice la
doctrina del Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC).

Los hechos atañen a la relación de la cuenta financiera del Grupo belga Johnson
Controls International NV con Jonhson Controls Alagón. La recurrente planteó
como motivo central de su impugnación la aplicación del artículo 16.9 de la Ley
61/78, del Impuesto sobre Sociedades (LIS) que, a su juicio, resulta contrario
al ordenamiento jurídico comunitario y, por ende, al español.

Asimismo, el grupo belga alegó vulneración del principio de libertad de
establecimiento del artículo 43 del Tratado de Roma según estableció la
sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) en el caso
Laukhorst Hohorts (asunto C-324-00); aplicación prioritaria del Convenio para
evitar la Doble Imposición (CDI) entre España y Bélgica y se opone al Acuerdo
de liquidación y a las resoluciones de los TEAC por cuanto aplican la cláusula
de subcapitalización prevista en el artículo 16.9 de la LIS, en la medida en
que es contraria a los artículos 9 y 24.5 del CDI
.

La AN entiende que la normativa en cuestión "suministra un trato diferente
para situaciones, en principio, equiparables, si se hace abstracción del lugar
de establecimiento". El artículo 16.3 de la Ley 61/1978 dispone que, para
la determinación de la base imponible del IS, las operaciones entre entidades
vinculadas se valoran conforme a los precios que serían acordados en
condiciones normales de mercado entre partes independientes.

Ahora bien, tratándose del endeudamiento directo entre esa clase de empresas,
el apartado 9 introduce una matización. Si una compañía residente en España,
sometida a nuestro IS, se endeuda por encima del umbral fijado con una sociedad
foránea con la que se encuentra relacionada, los intereses satisfechos por las
cantidades superiores a ese límite se consideran fiscalmente dividendos y, por
consiguiente, un ingreso. Pero no ocurre los mismo si la entidad prestamista
reside en España, situación en la que la prestataria puede dar a los intereses
el trato fiscal que les corresponda.

Además, la AN advierte de que el planteamiento de una cuestión prejudicial por
el cauce del artículo 234 del Tratado de la CE sólo es obligatorio para el
órgano jurisdiccional que resuelve en última instancia, "siendo así que
contra esta sentencia cabrá interponer recurso de casación ante el Tribunal
Supremo, estimamos innecesario dirigirnos al TJCE".

La Sala resalta que, a diferencia de la normativa inglesa, la española "no
acude a parámetros objetivos para cotejar si una operación de préstamo entre
una filial y su matriz foránea es un artificio para eludir el pago de los
tributos o reducir su monto. Sólo presume que la transacción se ha realizado a
precios inferiores a los del mercado, transfiriéndose beneficios de una entidad
a otra y ocultando unas rentas que deberían tributar. Así lo dice el TEAC y así
lo ha declarado el Supremo".

Y la AN se acoge a la jurisprudencia comunitaria para concluir que no puede
invocarse una presunción general de prácticas abusivas que justifiquen una
medida que vaya en detrimento del ejercicio de una libertad fundamental
garantizada por el Tratado.



De esta forma, apunta, dado el prejuicio contra las operaciones entre entidades
vinculadas, "la Ley 61/1978 no ofrece al sujeto pasivo oportunidad de
justificar que se pactaron a precios semejantes a los que hubieran acordado en
el mercado personas independientes ni de acreditar la inexistencia de ánimo
elusivo de las cargas tributarias". Y recuerda que "el propio
legislador español fue consciente de la oposición entre el artículo 16.9 de la
Ley 61/1978 y el 43 del Tratado al abordar en 1995 la regulación del IS".

Pérdidas millonarias en el TEAC

El TEAC rechaza que las multinacionales que crearon hóldings españolas para
gestionar sus filiales en el extranjero mediante financiación de sociedades no
residentes del grupo puedan deducirse fiscalmente los gastos financieros
ocasionados para adquirir las participadas.

Una resolución del TEAC (ver Expansion.com del pasado 17 de noviembre) confirmó
el criterio de la Inspección que empezó hace dos años a reclamar como cuotas
tributarias no ingresadas el importe de los gastos, lo que podría suponer
varios miles de millones de euros para el Fisco.

La sentencia de la Audiencia puede ayudar a las compañías a ganar el pleito en
el Supremo. Este litigio viene de antiguo y aplica una normativa ya modificada
en los últimos años, en concreto, las operaciones vinculadas


Oriol Vidal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tributario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s