Dura sentencia contra los bancos en ejecuciones hipotecarias.

Hoy nos llega remitido el artículo publicado en Expansión y que reproducimos a continuación, haciéndonos nuestro compañero remitente el siguiente comentario a la misma:

Muy fuerte el artículo, muy fuerte la sentencia. Y según la doctrina americana, lo más razonable. Los bancos, a temblar…”

El enlace a la sentencia que figura en la publicación, genera un error, pero ya hemos solicitado la Sentencia a Expansión y trataremos de colgarla en este blog.

EDITADO

“La Justicia da un varapalo a los bancos en las ejecuciones hipotecarias

26.01.2011 V. Martínez-Vares / M. Serraller 2

La Audiencia de Navarra establece que la entidad bancaria, en este caso BBVA, que se adjudique una vivienda hipotecada en subasta no puede continuar reclamando a su cliente la parte del préstamo no cubierta por esta vía.

La Audiencia Provincial de Navarra, en un reciente auto, ha puesto coto a ciertos “abusos” que se están produciendo en materia de ejecuciones hipotecarias.

La resolución determina que la entidad bancaria, en este caso BBVA, que se adjudique una vivienda hipotecada, tras declararse desierta su subasta, no puede pedir continuar con la ejecución de otros bienes de su cliente para cubrir la parte del préstamo no compensada por esta vía. Es decir: la adjudicación de la finca pone punto y final al proceso de reclamación de la deuda, dejando la vía de ejecución sólo para la liquidación de intereses y costas. “Esta sentencia pone en jaque el sistema bancario español y avala el americano, infringiendo claramente el ordenamiento jurídico español”, destaca Álvaro López de Argumedo, abogado de Uría Menéndez.

El tribunal llega a esta conclusión teniendo en cuenta que “el principal [del préstamo] y algo más ha sido cubierto” con la adjudicación material de la finca al banco. Además, reprocha a la entidad que pretenda continuar con la ejecución alegando que el inmueble, debido a la crisis, ya no tiene el mismo valor que cuando se tasó para conceder el préstamo.

Con esta decisión, la Audiencia convierte en firme la resolución del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Estella, que denegó a la entidad bancaria su pretensión de continuar ejecutando otros bienes de su cliente para obtener la cantidad no cubierta por la subasta.

El litigio tiene su origen en un préstamo hipotecario concedido por importe de 59.390 euros, ampliado posteriormente en 11.865,39 euros. Ante el impago de las cuotas pactadas, la entidad bancaria resuelve el contrato y solicita su ejecución, pidiendo que se subaste la finca hipotecada.

La subasta se declaró desierta, por lo que la finca fue adjudicada al banco por el importe de 42.895 euros. Tras ello, éste reclamó proseguir la ejecución por un importe de 28.129, 52 euros de principal, más 8.438,86 euros de intereses, costas y gastos. Esta solicitud fue denegada por el juzgado de instancia al considerarlo “un abuso de derecho”.

La Audiencia Provincial confirma esta decisión, pese a reconocer que la actuación del banco se ajusta a la literalidad de la ley y que, por tanto, tiene derecho a reclamar la ejecución. Sin embargo, afirma que lo solicitado por la entidad financiera “no constituirá un abuso de derecho, pero moralmente es rechazable”.

El banco defendía que la finca subastada tiene hoy un valor real inferior al que en su día se fijó como precio de tasación a efectos de subasta. En este punto, la Sala recuerda que fue él mismo el que, en la escritura hipotecaria, valoró la finca “en una cantidad (71.225, 79 euros) superior al principal del préstamo”. Por este motivo, no ve “oportuno continuar la ejecución” pues “el valor de la finca es suficiente para cubrir el principal de la deuda reclamada, siendo circunstancial el que en la subasta, al haber resultado desierta, tan sólo sea adjudicada en la cantidad de 42.895 euros”.

A mayor abundamiento considera que, si bien la solicitud de la entidad bancaria recurrente de proseguir con la ejecución no constituye abuso de derecho pues se ajusta a la literalidad de la ley, son en parte las entidades financieras las que con su mala gestión financiera han contribuido a la crisis económica que ha provocado el desplome de su valor. Por todo ello, amparándose en el artículo 3 del CC señala que aunque la solicitud de continuar la ejecución es legal es moralmente rechazable teniendo en cuenta la participación de las entidades bancarias en la crisis inmobiliaria. Así, el ponente del auto recuerda que la crisis económica “tiene su origen en la mala gestión del sistema financiero del que son protagonistas las entidades bancarias”. Recalca que esto ha sido manifestado tanto “por el presidente del Gobierno español, como por el de los EEUU”.

Insiste, a su vez, en que la pérdida de valor del inmueble “es achacable a la crisis, fruto de la mala praxis del sistema financiero”. De ahí que, a su juicio, “resulte especialmente doloroso” que uno de sus protagonistas justifique su pretensión en unas circunstancias “que han suscitado una gran sensibilidad y levantado ampollas”.
(AP de Navarra, 17/12/10, Auto nº 111/2010). “

Haz de guía

Salu2

EDITADO (28/01/2011)

Añadimos ya el enlace a la Sentencia aquí–>

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s