Un ejemplo de excelencia.

El pasado día 4 de abril, llegaba a Barcelona el barco triunfador de la Barcelona World Race “Virbac-Paprec 3”, tripulado por los franceses Dick & Peyrón, habiendo realizado la travesía de vuelta al mundo sin escalas, en 93 días, 22 horas, 20 minutos y 39 segundos, haciéndolo el día 5 de abril el “Mapfre”, tripulado por los españoles Martinez & Fernández, en 94 días, 21 horas, 17 minutos y 35 segundos, sin haber hecho este último ningún tipo de escala por ninguna causa técnica.

Toda una hazaña, donde el eslogan de la Regata lo dice todo:

“Cuando el dolor dice basta, el espíritu grita adelante.”

Una frase que parece sacada de un libro de autoayuda, pero que nos refleja la vida y el espíritu del navegante.

Nuestra felicitación a los campeones

Y a todos los participantes, a los españoles por su magnífica actuación

y nuestros respetos y admiración por algo que…todos pensamos que es “algo de locos”, o de grandes valientes, actuaciones épicas de las que quedan pocas, pero sobre todo trabajo de equipo e inmensa superación y fortaleza física y psíquica. Esto lo sabe bien todo aquel que sea conocedor de El Mar o La Mar.

Todo un ejemplo.

Haz de guía

Salu2.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El mar, o la mar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s