Sorpresa con el Impuesto sobre el Patrimonio.

¿O no tanto?.

Ya en su día, cuando se “suprimió” el Impuesto, algunos nos sorprendimos de cómo el Gobierno se libraba tan fácilmente de una fuente de ingresos, que no lo era tanto, pero cuya importancia radicaba en el control tan efectivo que realizaba sobre el IRPF, habiéndose convertido con los años en un auténtico “impuesto de chequeo

Pues bien, el pasado diecinueve de septiembre nos preguntábamos si sería tan efímero como suele serlo un amor de verano, o la vida de una mariposa.

Hoy, tras la votación en el Congreso de los Diputados, no tenemos tan claro si el otoño hará caer la hoja del Impuesto, o por el contrario éste permanecerá en el tiempo.

Tardaremos aún unos meses en saberlo, pero lo cierto es que casi todos tenemos claro que se trata de un impuesto claramente injusto, de dudosa eficacia recaudatoria e incluso de difícil encaje constitucional. Pero eso no es todo, además se conculcan principios como el seguridad jurídica o el de irretroactividad de las leyes.

Por cierto, la sorpresa han sido las abstenciones en la votación. ¿Qué podrá significar?.

Haz de guía

Salu2.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s