La potencia de las micro algas y los biocombustibles: luces y sombras de la situación

El pasado día 15 de septiembre, la Ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, inauguraba las nuevas instalaciones del recientemente reconocido como BEA (Banco Español de Algas), Organismo dependiente del Centro de Biotecnología Marina, adscrito a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, hecho que conforma un importantísimo avance en la consolidación de la investigación de base llevada a cabo en Canarias en los últimos treinta años por el Profesor Don Guillermo García Reina y un grupo de afanados investigadores, encaminado a la búsqueda del grial de la alimentación y los combustibles principalmente, si bien el elenco de aplicaciones es inmenso.

 Sobre las aplicaciones de las micro algas ya hemos hecho referencia en este Blog en sendas entradas de los días 27 de febrero, 20 y 31 de marzo, todos ellos de 2011, siendo especialmente interesante éste último, titulado “Concreciones de la verdadera “nueva economía”, el final del combustible fósil”.

Sin embargo, leyendo el Blog del Centro de Biotecnología Marina, podemos apreciar las limitaciones que aún hoy día tienen los aspectos de aplicación al combustible, así como el impresionante proyecto para reverdecer el Sahara, dejándote aquí, además, un enlace a una traducción automática de Google, por lo que pedimos disculpas al Profesor.

Sin duda el asunto es apasionante, ilusionante y des impredecibles productividades futuras, motivo por el que dejamos aquí esta entrada para aquellos que gustan de seguir este apasionante mundo de la investigación.

Nuestra admiración por todos aquellos que hacen posible el proyecto en aras de un futuro más verde, y hoy especialmente a quienes hacen posible el Centro de Biotecnología Marina.

 

En esta entrada no hacemos un análisis de la situación, pues entendemos que los enlaces al Blog del Centro de Biotecnología Marina aquí recogidos ya hablan bastante por sí mismos, por lo que preferimos que leas a los expertos.

Por otro lado, no hemos entrado en la cuestión de los biodiesel de otros orígenes, los cuales protagonizan muchísimas más dudas y sombras por cuanto como es sabido, muchos de ellos ocupan superficies de terreno cultivables, lo cual incide directamente en el coste de los alimentos, cuestión que ya ha sido tratada en otras entradas de este mismo Blog, y que en cualquier caso serían objeto de un más amplio tratamiento con una gran polémica  alrededor de la cuestión.

Haz de guía.

Salu2.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, Energía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s